martes, 11 de noviembre de 2008

BITACORA DEL EMPARRILLADO

Por Julio Arturo COUOH

FLASHBACK.— “Adoro la satisfacción que se siente cuando uno está en lo correcto y me apena la agonía que se siente cuando uno está equivocado”: Ed Hochuli, referee central de la NFL.
Dicen que hasta al mejor cazador se le escapan las liebres, y Hochuli, quien es considerado el mejor referee de la NFL y con una trayectoria de casi 20 años se encuentra en el “ojo del huracán” por una controversial decisión durante el juego sostenido entre los Cargadores de San Diego y los Broncos de Denver.
La historia tal parece ser que todos ya la conocen. Hochuli decretó que se trataba de un pase incompleto, cuando todo pareció un fumble. De repente, el “flashback” del fantasma de Foxboro en la nieve, en plenos playoffs, pero con protagonistas distintos se hizo presente.
La calca cambió de escenario, equipos y circunstancias, pero no de un factor en especial: la controversia, la confusión de los hombres de a rayas. “Nadie se siente peor que el propio Ed (Hochuli), pero como sucede con los entrenadores y los jugadores en este juego de tan alta velocidad, suelen ocurrir infinidad de errores”, recordaría el director de la Asociación de Referees de la NFL, Tim Mills.
El descontento entre la afición de San Diego no se ha hecho esperar y para el equipo dirigido por Norv Turner llega una etapa crítica, al encontrarse con marca de 0 ganados, 2 perdidos y encontrarse a la espera de un reto sumamente duro como el de encarar a Brett Favre y los Jets en Juego de Lunes por la Noche, la próxima semana.
Las fuerzas podrían equilibrarse después del 28 de septiembre, ya con el encuentro ante los Raiders de Oakland, en el Hoyo Negro y quizá el 5 de octubre en Miami. Aunque con una pronta reacción, la cual es más que necesaria.
Mistakes like that shouldn’t happen,” Tomlinson said. “We’ve been playing football too long in this league for mistakes like that to happen

Referee hispano
Hablábamos de Ed Hochuli, quien en estos momentos no es uno de los mejores referentes ante la controversia suscitada en el Invesco Field. “Errores como estos no deberían de darse”, diría el corredor de los electrizantes LaDainian Tomlinson, quien también se ha visto limitado esta semana en cuanto a la actividad física por problemas de lesión.
“Hemos estado jugando fútbol demasiado en esta liga como para que se den las cosas de esa manera o como para que sucedan este tipo de situaciones”, remarcaría “LT”, quien de acuerdo con los reportes de participación del club, no ha visto acción en las prácticas y presenta molestias en uno de los dedos del pie.
Pero, el personaje en cuestión en este apartado no es precisamente Tomlinson, sino alguien que ha guardado una relación cercana con el propio Hochuli, cuando asistió a aquel encuentro de la primera Serie Internacional efectuado en la Ciudad de México en 2005.
Se trata del oficial de origen cubano Al Riverón, quien nació en la isla, pero de niño se trasladó hasta Florida con su familia. Eso sucedió alrededor de 1966, años después la historia de Alberto Riverón comenzaría a escribirse al participar en innumerables ligas recreacionales hasta formar parte de algunas conferencias colegiales y llegar a la NFL. Hoy, el boletín informativo que la NFL edita en español cada verano bajo el título de “Celebrando”, le dedica un capítulo especial al ahora árbitro principal que hace tres años fue tan asediado por la prensa mexicana en el Estadio Azteca, “como el comisionado mismo”, según lo recuerda en la entrevista publicada y difundida por la liga.

¿Y el estadio?
Al menos en el papel, se menciona ya que existen las posibilidades de incluir la llamada Proposición “B” en las boletas electorales para los próximos comicios electorales en noviembre en San Diego con respecto al proyecto del nuevo estadio, cuando apenas han transcurrido once años desde que se amplió el Qualcomm para albergar el Super Bowl XXXII.
El bosquejo de dicha proposición habla en torno a una inclusión de la posibilidad de remodelar la zona costera del condado. Ahí podría explorarse la oportunidad de generar un nuevo complejo en el que habría cabida para actividades hoteleras, comerciales y de esparcimiento.
Este podría ser el lugar idóneo para el nuevo estadio, aunque no hay que adelantarse, ya que la autoridad portuaria de San Diego ha manifestado que falta todavía analizar el impacto en la cuestión de seguridad, aunque la propuesta fue autorizada por un juez para que se incluyera en las boletas y que sea el electorado de la región la que decida qué es lo que pudiera suceder en torno a este tema.
Se hablaba también de Chula Vista como una de las sedes propuestas, pero por el momento todo sigue en veremos, y la alcaldesa de esa ciudad, Cheryl Cox, se ha mostrado cautelosa al respecto.
La propia Cox dijo que primero había que estar a la expectativa de lo que sucediera en y por parte de la ciudad de San Diego, antes de que Chula Vista, le entrara de manera oficial al “quite” en las negociaciones con el equipo del rayo para el plan de nuevo estadio.
“Hay que respetar primero lo que suceda con San Diego, y ver si el equipo puede seguir tratando directamente con su gobierno municipal”, recordaría la edil californiana cuando estuvo de visita en el CAR de Baja California acompañada de empresarios y autoridades del vecino país.
Hay material y, de sobra en torno a este tema, principalmente por los diferentes puntos de vista que se vierten sobre las posibilidades de invertir y de un desarrollo económico, pero carente de potencialidad ante la crisis actual que se está agudizando en los Estados Unidos, principalmente en el aspecto hipotecario y de vivienda.

Puente “flameado”
Tal vez muchos de ustedes disfrutaron en días pasados de un puente de cuatro días con motivo de las Fiestas Patrias. Para nosotros fue un “puente de fuego”, por la realización de la ceremonia del paso de la antorcha conmemorativa del XL Aniversario de los Juegos de 1968.
La caravana inició en Ensenada con la emotiva realización de danzas aztecas en la Unidad Deportiva Sullivan y posteriormente pasaría por Rosarito, con la breve ceremonia efectuada en el patio central de la Casa Municipal se dieron cita representantes de la Comision Nacional de Cultura Fisica y Deporte, como fue el caso de Carlos King, director del Sistema Nacional del Deporte (Sinade) y la exatleta olímpica mexicalense, Magali Yáñez canchota, quien compitiera en los Juegos de Atenas 2004.
Estudiantes y deportistas rosaritenses como Isis Romero, Itzel Davino y Erica Cisneros recordaron en el acto celebrado en el palacio de dicho municipio, algunos de los momentos más importantes en la historia de los Juegos Olímpicos desde 1968 hasta 2008.
Poco después, el pebetero instalado en el estrado fue reencendido para que el alcalde Torres Chabert tomara la antorcha y la compartiera con Enriqueta Basilio, el director del INDE —Saúl Castro Verdugo— al los deportistas Rossy Torres y Jessie Gil Salgado, éste último deportista adaptado, quien realizó el recorrido junto con los relevos en su silla de ruedas.
El grupo de relevistas rosaritenses contó con algunos deportistas que han participado en Olimpiada Nacional como fueron los casos de la nadadora Karen Barboza, el beisbolista Francisco Salas y la raquetbolista Sofía Rascón, para después seguir su rumbo hacia el Centro de Alto Rendimiento.
En los tres días que el evento tuvo su duración en territorio bajacaliforniano se dio la oportunidad de convivir con Enriqueta Basilio, madre de tres hijos deportistas, que se han entregado al voleibol y al water polo.
Es precisamente en este ultimo deporte que su Oliver Álvarez Basilio, quien nació en Mexicali, pero emigró desde pequeño al centro del país, tuvo la oportunidad de destacar en los escenarios europeos.