martes, 12 de agosto de 2008

BITACORA OLIMPICA (A PROPOSITO DEL BRONCE)

Por: Julio ARTURO COUOH
No hubo festejos en el Ángel de la Independencia. Tampoco en la Minerva. Mucho menos en la Macroplaza o en alguna glorieta de la Zona Río. Cualquier punto de reunión publica en el país es motivo para celebrar en el caso del fútbol. Sin embargo, la medalla olímpica de Paola Espinosa y Tatiana Ortiz, ha demostrado que en México existen deportes que dan para más y que en ocasiones se ven eclipsados por el balón. No tenemos nada en contra del balompié, vivimos cercanos a él y hace ya varios ayeres, en el último suspiro de los San Diego Sockers, por ejemplo, lo vivimos al máximo.Pero, el merito por la medalla de Tatiana y Paola, es de ellas, por ellas y para ellas.
El triunfo fue para Xin Wang y Ruolin Chen, el dinámico dúo chino, que descargó todo su "arsenal" de finas y casi perfectas ejecuciones en casa y justo en el momento preciso.Sin embargo, diferentes rotativos como el Los Angeles Times, por ejemplo, le han dedicado un espacio envidiable a la dupla mexicana en una de sus más recientes coberturas."Espinosa cargó algo más que la bandera mexicana al desfilar en la inauguración de estos Juegos", recapituló el periodista Kevin Baxter en la historia dedicada a la final de los clavados sincronizados, y en la cual se enfocaba principalmente en lo que harian MaryBeth Dunnichay y Hailey Ishimatsu, las dos deportistas más jóvenes de la delegación estadoudinense en Beijing y que inclusive estuvieron en la Serie Mundial de Clavados FINA-Telmex, en el CAR de Tijuana a finales de abril pasado."
Con el retiro de la excampeona mundial de atletismo y abanderada en 2004, Ana Gabriela Guevara, Espinosa cargaba con un peso extra, ese peso eran las expectativas olímpicas de todo el país y aunque trató que no dejarse llevar por esa presión, ella admitió que no podía ignorarla", agregó Baxter en su crónica.
"Al final, los resultados del martes levantaron una inmensa carga moral de sus hombros, estando aún en espera de la participación que tendrá la siguiente semana en la plataforma individual", reconoció el analista norteamericano.Antes que Baxter, hubo un "gurú" que atinó el pronóstico dentro de los clavados sincronizados desde la plataforma en la rama femenil y de quien habíamos hablado en "Bitácoras" anteriores: Brian Cazeneuve.En la edicion del 28 de julio de la revista Sports Illustrated, Cazeneuve aseguró que el podio se repartiría entre Xi Wang y Ruolin Chen en el primer lugar, Briony Cole y Melissa Wu de Australia en el segundo sitio, y las mexicanas Ortiz y Espinosa en el tercero.
Efecto Coventry
En una atmósfera tan futbolizada, especialmente en los medios latinoamericanos, resulta raro seguir los nombres de deportistas como ellos, e inclusive como la propia Kristy Coventry, quien al figurar en el podio se ha convertido en toda una celebridad para el deporte de Zimbabwe, su país natal.
El efecto "Coventry" podría quizá similar a lo sucedido con México, donde los medallistas olímpicos forman parte de una muy reducida élite. Sin embargo, Zimbabwe no tiene todo un ejército de cámaras televisivas siguiendo cualquier paso o brazada a cargo de su nadadora.Por otro lado, el lugar a dudas el "nerviosismo" transmitido por las cadenas televisivas durante la final de los clavados sincronizados en plataforma femenil, levantó expectativas por la medalla obtenida por Tatiana Ortiz y Paola Espinosa.En Zimbabwe, donde el recuerdo de una medalla de oro en el hockey femenil en 1980 se convertía en algo cada vez más distante, hasta antes del surgimiento de Coventry, previo a los Juegos de Atenas, hace cuatro años dado un giro especial.Nuevamente, la participación de esta nadadora, ahora en los Juegos de Beijing, al menos paralizó a varios aficionados que con la oportunidad de seguir los juegos, fueron testigos del logro de esta nadadora.De acuerdo con algunos reportes, la fama de Kristy Coventry ha perneado tanto que inclusive se han documentado casos de niñas recién nacidas que han sido registradas o bautizadas con el nombre de esta nadadora, hasta inclusive con su apellido como segundo nombre."Siento yo que es algo maravilloso, el hecho de escuchar y ver que puedes tocar a miles y miles de personas de una manera positiva", recordaría la nadadora africana durante una entrevista concedida por Coventry a la cadena australiana ABC.Las oportunidades para ella de desarrollar todo su potencial como deportista en su pais de origen, son sumamente limitadas, reconoció. Es por ello que la única gran oportunidad de buscar su óptimo desarrollo es fuera de África.Houston le dio cobijo a la nadadora que en septiembre cumplirá 25 años, y sólo ahí ha podido explorar al máximo su potencial, a pesar de la zozobra generada por la distancia de no ver a los suyos, en una nación sumergida en continuas crisis políticas y desde luego, económicas.
Nombres para recordar
Mientras redactamos estas líneas, de manera "ad hoc" nos dejamos llevar por las notas de Miss Sarajevo, una pieza maestra en la que alternan las voces de Bono y el ya desaparecido Luciano Pavarotti.Los acordes resuenan al momento de ver las gráficas en las que figuran Natalia Paderina y Nina Salukvadze, tiradoras de origen ruso y georgiano que olvidaron las diferencias políticas entre sus gobiernos y se enfundaron en un abrazo fraternal al momento de recibir las medallas.La letra de esta composición difundida al mundo a mediados de los 90' justo durante la Guerra de los Balcanes. Pero existe un fragmento sinigual: aquel que menciona que existe un momento para percibir un color diferente y escuchar nombres difíciles de deletrear.En la natación, mucho se habla en torno a los norteamericanos y las norteamericanas. Las australianas y los australianos. Sin embargo, en la lista de Beijing 2008, tambien figuran medallistas asiáticos y africanos.Para anotar en el anecdotario o las diferentes listas que de por sí ya son históricas en este haber, bien vale la pena mencionar a Kosuke Kitajima, Kristy Koventry y Taehwan Park.Kitajima volvió a demostrar su jerarquía como nadador de pecho, al recordar que en los Juegos Olímpicos de 2004 en Atenas, dominó las pruebas de 100 y 200 metros. En Beijing, para el orgullo de los "vecinos" japoneses, defendió el título obtenido en los 100 cuatro años atrás.
Generación samurai
Lo interesante en el caso de Kitajima es que forma parte de una generación de atletas nipones posicionados hoy en día al lado de la cada vez más amplia lista de peloteros originarios de la isla del sol naciente, entre sus coterráneos, que son a la vez amplios seguidores del béisbol.Tal vez en América, para los latinos no sea tan común su nombre como el de Ichiro Susuki o Kazuhiza Ishii, por ejemplo. Sin embargo, el nadador de 26 años ha cautivado a los suyos y al mundo por su marca de 58.91 segundos para nuevo récord mundial, imponiéndose a los europeos Alexander Dale Oen o a Hughes Duboscq.Aquí lo interesante se encuentra en la cuestión somatotípica. Kitajima no rebasa los 5 pies con 10 pulgadas (mide 1 metro con 77 centímetros) pero ha hecho de su cuerpo una hábil herramienta a pesar de algunas controversias en las ejecuciones de su técnica en el movimiento de piernas, aunque no ha sido penalizado.Los nipones han convertido la aparente desventaja de su constitución corporal en factores a favor, principalmente por su ligereza. Prueba de ello se vio en el Mundial Juvenil de Natación efectuado en Monterrey, semanas atrás tanto en las ramas varoniles como femeniles.Taehwan Park, por su parte es una renovación total en la constitución biotípica de los coreanos, que poco a poco lucen cada vez más grandes, otra prueba de ello se da con los pítchers en el béisbol, por ejemplo y es que en este deporte, también los asiáticos se han convertido en dolores de cabeza para sus rivales occidentales, pues bien vale la pena recordar lo sucedido en el clásico mundial.Park, a diferencia de Kitajima, es un nadador cercano a los seis pies, es poseedor del nuevo récord asiático y sólo quedó a un par de segundos de Michael Phelps en los 200 metros libres, donde una brazada hace algo más que la diferencia. Esta y otras columnas pueden ser consultadas en la dirección de http://www.elnoterio.blogspot.com/. Email: Bitacoraolimpica@gmail.com