martes, 17 de abril de 2007

CONFIA EN RECUPERARSE

El receptor de los Padres, se encuentra en la lista de lesionados y tardará casi dos semanas en volver a la titularidad.

Especial para EL NOTERIO

SAN DIEGO.— El receptor Josh Bard, aseguró que espera recuperarse y salir, tan pronto como sea posible, de la lista de lesionados de los Padres.
Bard, quien desde la pretemporada figuraba como el principal candidato para quedarse con el puesto de cátcher, sufrió un esguince en los músculos de la ingle, que le han impedido trabajar apropiadamente.
Por ello, el gerente de la franquicia, Kevin Towers, optó por colocar al jugador en reposo y mandar llamar de la filial de triple “A” a Pete LaForest, quien se encuenra en calidad de suplente.
Bard, de 29 años, registró un arranque con el bat de .286 al conseguir 8 imparables en 28 turnos, con dos dobletes, cuatro carreras impulsadas y dos carreras anotadas en siete juegos contra los Padres.
Bard llegó el año pasado, procedente de los Medias Rojas de Boston, con quienes jugó una temporada luego de haber pasado por las filas de los Indios de Cleveland de 2002 a 2005.
De acuerdo con Towers, él siempre fue el jugador en el que el staff confiaba en mantenerlo como el principal receptor, dada su experiencia al registrar más de 263 partidos en lo que va de su carrera.
No obstante, la oportunidad la tiene Laforest, un receptor de 29 años que por ahora se encuentra probándose con el primer equipo, tras su paso por los Castores de Pórtland, equipo con el que había registrado en el inicio de la campaña, números de .111 con un cuadrangular, dos carreras impulsadas y tres anotadas.
No obstante, durante la primavera, jugó 20 encuntros de pretemporada, registrando números de .378 en cuanto a bateo, con tres cuadrangulares, cuatro dobletes, diez carreras impulsadas y nueve anotadas.
La directiva de los Padres señaló que hasta ahora tiene un total de 37 jugadores en su póster de 40, y para este miércoles iniciará una serie de dos encuentros en casa, jugando ante los Cardenales de Arizona.