lunes, 14 de mayo de 2007

EL EXTASIS DEL HURACAN (ESTADIO HIDALGO)

No importaba que la escalinata de las plateas luciera a tope. Cualquier rincón era perfecto para aplaudirle a los lideres, que ahora tendrán una encomienda tan o más difícil que la anterior en contra de la Maquina.